El criminal | Albert Libertad

Tú eres el criminal, oh Pueblo, puesto que tú eres el Soberano. Eres, bien es cierto, el criminal inconsciente e ingenuo. Votas y no ves que eres tu propia víctima. Sin embargo, ¿no has experimentado lo suficiente que los diputados, que prometen defenderte, como todos los gobiernos del mundo presente y pasado, son mentirosos e impotentes? ¡Lo sabes y te quejas! ¡Lo sabes y los eliges! Los gobernantes, sean quienes sean, trabajaron, trabajan y trabajarán por sus intereses, por los de su casta y por los de sus camarillas. ¿Dónde y cómo podría ser de otro modo? Los gobernados son subalternos y explotados; ¿conoces alguno que no lo sea?

Mientras no comprendas que solo de ti depende producir y vivir a tu antojo, mientras soportes —por temor— y tú mismo fabriques —por creer en la autoridad necesaria— a jefes y directores, sábelo bien, también tus delegados y amos vivirán de tu trabajo y tu necedad. ¡Te quejas de todo! ¿Pero no eres tú el causante de las mil plagas que te devoran?

Te quejas de la policía, del ejército, de la justicia, de los cuarteles, de las prisiones, de las administraciones, de las leyes, de los ministros, del gobierno, de los financieros, de los especuladores, de los funcionarios, de los patrones, de los sacerdotes, de los propietarios, de los salarios, del paro, del parlamento, de los impuestos, de los aduaneros, de los rentistas, del precio de los víveres, de los arriendos y los alquileres, de las largas jornadas en el taller y en la fábrica, de la magra pitanza, de las privaciones sin número y de la masa infinita de iniquidades sociales.

MOUTONS

Continue reading

Estad dispuestos a hablar con vuestros muertos | Ordo ad Chaos

Hermanos, estad dispuestos a hablar con vuestros muertos, la única certeza que ha de prevalecer ha de ser la Muerte, que ha de ser recibida como al advenimiento de Cristo, nuestro salvador. Cogeos, cogeos de las manos, sentid la luz, sentid la bendición del Único; pagad, pagad uno por uno todos vuestros pecados, no encontraréis más descanso que afirmaros en el destino que nos depara. Somos culpables desde que nacemos, cada nacimiento es un crimen y nosotros alabamos éste horror. […] Estamos malditos, nuestra condena es la vida que estamos obligados a llevar en los débiles cuerpos que habitamos. Continue reading

Odio a los resignados | extracto de Contra los pastores, contra los rebaños

¡Odio a los resignados!

«Odio a los resignados, igual que odio a los indecentes, igual que odio a los haraganes.

¡Odio la resignación! Odio la indecencia, odio la inacción.

Odio al enfermo encorvado bajo el peso de una fiebre maligna; odio al enfermo imaginario que un poco de voluntad volvería a poner derecho.

Compadezco al hombre encadenado, rodeado de guardianes, aplastado por el peso del hierro y del número.

Odio a los soldados encorvados por el peso de un galón o de tres estrellas; a los trabajadores encorvados por el peso del capital.

Amo al hombre que dice lo que piensa dondequiera que se encuentre; odio al mendigavotos a la búsqueda perpetua de la mayoría.

Amo al sabio aplastado por el peso de las investigaciones científicas; odio al individuo que inclina su cuerpo bajo el peso de un poder desconocido, de una X cualquiera, de un dios.

Odio, repito, a todos aquellos que, cediendo a otro, por miedo, por resignación, una parte de su poder de hombres, no solamente se aplastan, sino que me aplastan, a mí y a aquellos a los que amo, con el peso de su horrible consentimiento o de su inercia idiota.

Albert_libertad

Continue reading

«DESTRUIRLO TODO» | Libro maldito de la anarquía

  [EXTRACTO DEL CATECISMO REVOLUCIONARIO: EL LIBRO MALDITO DE LA ANARQUÍA]

Próximamente, estará disponible tanto en formato digital como físico. 


DESTRUIRLO TODOparablogCATECISMO

«Al abandonar Rusia, decidió fabricarse un retrato a medida de los históricos conspiradores al estilo de los carbonarios o los jacobinos franceses. Casi todo era fruto de una gran falsificación; aseguró que provenía de una familia de intelectuales, pero en realidad su padre era camarero y pintor de brocha gorda y su madre hija de campesinos siervos. Tenía la fuerza y la arrogancia, pero carecía de ejército. El clima en San Petersburgo debió parecerle insuficiente y sin el ardor guerrero con el que soñaba: ¡Después de los decembristas todos se abandonaron a las teorías!, afirmó más tarde. Además, antes de partir hizo correr el rumor, gracias a una nota escrita de su puño y letra (que dijo haber sido arrojada desde un vehículo policial, algo por supuesto falso, de que había sido detenido, acusado de actividades conspiradores y conducidos a una cárcel secreta. Nechayev, de este modo, se forjaba en su país una reputación de peligroso líder de la facción más extremista de la juventud revolucionaria. Su intención, sin embargo, era llegar hasta Ginebra rodeado de este halo de secretismo y notoriedad para conocer al gran líder del anarquismo, el hombre considerado como príncipe de la bandera negra, Mijaíl Bakunin.

«¡Y empezará la revuelta! Se armará un follón como todavía no se ha visto en el mundo… Se cubrirá de tinieblas Rusia, llorará la tierra por los antiguos dioses… Bueno, nosotros pondremos en su lugar… ¿a quién?… ¡A usted (Stavrogin), a usted!»

Su fama le precedía. Bakunin, tras pasar doce años en cárceles de Austria, Rusia y Siberia, había logrado escapar y alcanzar territorio japonés. Allí, tras una odisea en la que vivió escondido y fue socorrido por sus contactos, viajó hasta San Francisco, donde llegó en el otoño de 1861. Nada más pisar suelo americano, escribió a su gran amigo y colaborador Herzen, que vivía en Londrés, anunciándole que lo más rápidamente que le fuese posible iba a encontrarse con él. Allí estaba otro de sus fieles amigos, el incansable Ogarev. No había tiempo que perder y Bakunin, una vez que desembarcó en el puerto de Liverpool, tomó el primer tren hacía la capital, irrumpiendo en la casa de Herzen justamente una noche del año nuevo, cuando todos estaban cenando. «¿Qué? ¡Os estáis convirtiendo en unas otras!, exclamó Bakunin nada más hacer su aparición y contemplar la tranquila escena. Es malo estar echado. ¡Arriba! Tenemos mucho trabajo», concluyó. Herzen, en Mi pasado y mis pensamientos, recordó la impresión que le produjo el reencuentro con el gran luchador anarquista: «En nuestro seno, Bakunin se recuperó de nueve años de silencio y soledad. Discutía, predicaba, daba órdenes, chillaba, componía, organizaba, exhortaba, el día entero, la noche entera, las veinticuatro horas. En los breves momentos de reposo se abalanzaba sobre su escritorio y, tras limpiar de ceniza de tabaco un pequeño espacio, empezaba a escribir cinco, diez, quince cartas Semipalatinsk y Arad, a Belgrado y Constantinopla, a Besarabia, a Moldavia y a la Rusia Blanca. A mitad de una carta tiraba la pluma para refutar a un reaccionario dálmata y, sin terminar su discurso , la cogía nuevamente para seguir escribiendo. Esto le era, naturalmente, más fácil cuando escribía sobre un mismo tema. Su actividad, su ocio, su apetito, como todas sus demás características -tales eran su gigantesca figura y su continuo sudar- eran de proporciones sobrehumanas, e incluso, ya viejo, se conservaba como un gigante de leonina cabeza y despeinada melena».

Continue reading

«Nihilismo negro» – Albert Caraco

Este libro narra nuestro mundo tal y como aparece visto desde una entusiasta mirada, desesperada de lucidez, lo fija en bloques de prosa de claridad clásica, donde naturalmente las frases se alinean con evidencia, similares a las piedras de muros antiguos.

Existe en Caraco una violencia comprimida, una furia feroz que hace pensar en Céline y Cioron – Y juntos, esa capacidad de dar una forma perentoria, hacía las visiones más arriesgadas, como bien sabe la tribu de los lectores, de esa sombría joya que es “Post Mortem”. Raras veces la peculiar convergencia tanto de horrores como de parodia que caracteriza lo que nos rodea, ha encontrado un periodista tan perspicaz, agudo o afilado como Caraco. El Breviario del Caos apareció después de su muerte en 1982.

¡Extracto de Breviario del Caos de Albert Caraco, próximamente disponible tanto en formato digital como físico en castellano!


caracoDeseo elevar una canción de Muerte sobre lo que está muriendo – ante nuestros regentes de exceso de trabajo, ante nuestros impostores y delante de nuestros científicos, la mayoría de los cuales no han alcanzado la edad de la razón… Yo, solitario profeta incomprendido de mi generación vivo en silencio en lugar de ser quemado en la hoguera, que pronuncia las palabras indeseables que mañana los jóvenes repetirán en coro. Mi único consuelo es que la próxima vez morirán con nosotros, los regentes, los impostores y los científicos no se quedarán bajo tierra donde puedan escapar de la sangrienta catástrofe, la Isla del Océano o del Desierto serán capaces de tragárselos a ellos junto a sus familias. Retornaremos todos juntos en la oscuridad de la cual no existe vuelta atrás. El pozo oscuro nos acogerá a nosotros, a nuestros dioses, a nuestros valores criminales y a nuestras ridículas esperanzas. Entonces y sólo entonces se hará justicia, y seremos recordados como un modelo a no imitar, no por cualquier razón, será la advertencia de las generaciones futuras, y contemplaremos los restos horribles de nuestras ciudades, ¡de éstas Hijas del Caos nacerá el orden!

***

Nuestros amos siempre han sido nuestros enemigos, ahora más que nunca nuestros amos son falibles porque es su culpa que seamos tan numerosos. Durante siglos, milenios quieren que se multipliquen su subordinados, para obtener de ellos el sudor de su trabajo para finalmente conducirles a la Muerte. Incluso ahora que los explota, los hombres carecen de tierra, su sueño es construir casas de cincuenta plantas e industrializar la tierra con el pretexto de atender las necesidades de los miles de millones de nacimiento, porque -nuestros enemigos- necesitan cada vez más criaturas a pesar de lo que dicen. Organizarán metódicamente el Infierno en donde nos reiremos, para impedir que reflexionemos nos proporcionarán espectáculos, que romperán nuestra sensibilidad arruinando nuestro cerebro, nuestros amos consagran esas diversiones que supervisan su manía de grandeza. Estamos volviendo al circo de Bizancio, para así olvidar nuestros problemas reales, sin que éstos problemas se olviden de nosotros, mañana los encontraremos, sabemos que vamos a la guerra.

Continue reading

Nietzsche y su crítica al cientificismo en la actualidad

LA NATURALEZA

El Universo, la Naturaleza, ha existido desde hace millones de siglos, los cambios que se han dado en lo desconocido se pueden medir en proporciones monstruosamente gigantescas o muy mínimamente pequeñas, en ese proceso de cambio o de transformación no está para nada incluido el ser humano racional, quien con su arrogante inteligencia cree ser el centro de ese Universo, ¡qué gran equivocación tan horrenda y penosa!1003709_447812668649740_1678314472_n

Nietzsche, en su texto Sobre la verdad y mentira en sentido extramoral, expone puntos interesantes respecto a las construcciones conceptuales generadas por el impulso de la verdad antropomórfica, pero no solo eso, si no que el autor hace ver el intelecto humano como inútil y efímero ante la Naturaleza.

Nietzsche hace ver a la Naturaleza como una realidad total, la verdad Verdadera, la incógnita no conocida por el ser humano, y hecha a la basura todo idealismo y falsedad creada por el hombre y sus conceptos racionales.

La Naturaleza no sabe de formas ni de conceptos, ni tampoco (…) de especies, sino tan solo de una X inaccesible e indefinible para el hombre”

Es así como el autor describe y echa abajo el andamiaje que hace estar de pie al mito de la Ciencia.

Continue reading

Sobre la razón – F. Nietzsche

FRAGMENTOS DE LA OBRA «EL OCASO DE LOS ÍDOLOS»

PRIMERA PARTE

«Los filósofos creen que honran algo cuando lo sacan de la historia, cuando lo conciben desde la óptica de lo eterno, cuando lo convierten en una momia. Todo lo que han estado utilizando los filósofos desde hace miles de años no son más que momias conceptuales; nada real ha salido con vida de sus manos. Cuando esos idólatras adoran algo, lo matan y lo disecan. ¡Qué mortalmente peligrosos resultan cuando adoran!»


Continue reading

Cuando la no violencia es el suicidio – Ted Kaczynski

EXTRACTO DEL NUEVO LIBRO QUE ESTAMOS PREPARANDO “EN PIE DE GUERRA CONTRA LA CIVILIZACIÓN”, UN COMPILADO DE TEXTOS DE DIFERENTES AUTORES ENTRE EL QUE SE ENCUENTRA ÉSTE 

Os animamos a echarle un vistazo a nuestras Ediciones, donde encontraréis libros de la misma temática, como por ejemplo, “APUNTES CONTRA LA CIVILIZACIÓN”, de Zerzan. Lecturas imprescindibles, para poder “golpear donde duele”, ¡con métodos tanto legales como pacíficos, como bien recomienda el autor de éste texto!

* * *

Otoño del año 2025. Un año ha pasado desde el derrumbe del sistema tecno-industrial, pero tú y los tuyos se las han arreglado. Su huerta ha florecido en el verano y tienen una buena reserva de vegetales deshidratados, legumbres y otros alimentos en su cabaña para pasar el invierno, y ahora mismo están cosechando sus patatas; con la pala, arrancan las plantas una por una, obteniendo grandes y hermosos tubérculos.

 

De pronto, uno de tus compañeros te hace un guiño para que levantes la vista. Un grupo de personas con cara de pocos amigos, y con armas, viene acercándose. No parecen tener muy buenas intenciones, pero ustedes se mantienen firmes. El que dirige al grupo se acerca:

  • Pero qué lindas patatas…

  • Lindas, ¿no?

  • Nos las llevaremos.

  • ¡Ni lo sueñes! Trabajamos duro todo el verano para cosecharlas… 

    El líder te apunta con su rifle directo a la cara.— Púdrete, marica. Dick, Ziggy, vean que más tienen en la cabaña. Podríamos pasar aquí el invierno. Oye, Mick, coge a la zorra antes que escape; tiene un buen culo. Vamos a tirárnosla más tarde. Entonces te enfureces y comienzas a gritar: 

    — ¡Mira, cabrón! No vas a… El rifle hace ¡BANG! y estás muerto.

* * * 

Continue reading

El mito del veganismo

“El veganismo es una filosofía de vida que excluye todas las formas de explotación y crueldad hacia el reino animal e incluye una reverencia por la vida. En la práctica se aplica siguiendo una dieta vegetariana pura y anima el uso de alternativas para todas las materias derivadas parcial o totalmente de animales”

Donald Watson, miembro fundador de la Vegan Society (Sociedad Vegana).

Este pequeño texto no cuestionará la irracionalidad de las ideas y valores (2) de la filosofía vegana. En esta ocasión demostraremos que el veganismo es un mito en la Sociedad Tecnoindustrial y cómo es un estorbo para entender y actuar por la verdadera Liberación Animal (3).

El veganismo es un mito. Nada, ni nadie, es vegano dentro de la moderna Sociedad Tecnoindustrial. Sin embargo, son muchos los ingenuos que se creen este mito, creen que sus alimentos, vestimenta, calzado, productos de higiene y belleza, aparatos tecnológicos, libros, música, bicis… y toda la basura industrial que consumen compulsivamente, es según “vegana”. Pero en realidad esto no es así. Toda esa basura industrial denominada “vegana”, no podrá contener materias de animales no humanos, vale, pero sí contienen, o mejor dicho, sí colaboran con la explotación animal, humana y no.

Entonces, si retomamos nuestra definición anterior de veganismo, “…una filosofía de vida que excluye toda forma de explotación y crueldad hacia el reino animal…”, es evidente que no se es coherente con la filosofía, porque se colabora con la explotación sistemática del reino animal, así que, el veganismo es un mito. Los autodenominados “veganos” son muy ingenuos al no analizar, cuestionar y entender el funcionamiento de la compleja realidad, y del gran y complejo Sistema social en el que vivimos. Todo alimento o producto que provenga de la moderna Sociedad Tecnoindustrial, no está libre de colaborar con la explotación y domesticación sistemática del reino animal y ambiental.

Continue reading

La única

Yo como Única en mí goce egoísta, abrazaré la causa anti-social, romperé el lastre impuesto de la sociedad, tanto de su virtud como de su desfasada ética social. Mi causa disfrutará de la plenitud egoísta, consumiéndose en las cenizas de un mundo que hace mucho que está muerto. Sonreiré cuando negación tras negación, renazca de mis cenizas. Agotaré mi fortaleza individualista, con el devenir fugitivo del presente.

Me consagro al Dios de la destrucción, el antónimo del virtuoso. El impuro, el pecador, el que danza sonriente entre las ruinas estructurales de lo bueno, de lo sano, de lo justo, de lo ético, de lo virgen, de lo casto, dictado por los ministros del Señor, el justo creador de la decadencia existencial en el paraíso terrenal. Nadie me diría, que dicha consagración no era más que mi propia alabación, elevando mi Ego por encima del todo caduco.

Continue reading