Atamansha; la vida de María Nikiforova

«En este texto puede conocerse mas información acerca de la persona mas conocida tras el termino de “Atamansha”, el cual recibe el nombre de la Editorial Chilena Atamansha; que significa “líder militar”. A ella muchos la conocieron, otros no tanto, su nombre es María Nikiforova, comandante anarquista ucraniana, que tuvo un rol muy importante en la revolución rusa, fue muchas veces desprestigiada por los enemigos, ella una mujer de acción aguerrida y decidida, con un coraje que hacia temblar al enemigo.

Desde, realizar a los 16 años acciones clandestinas que podrían tildarse de “acciones terroristas”, que para la época era poco usual, después se habrían conocido y popularizado como el término de la propaganda por el hecho, paso a ser una líder guerrillera con un influyente paso por la revolución rusa. Lamentablemente justo por el hecho de haber sido una mujer reconocida en la revolución, jugó en contra de ésta, en el momento que fue capturada por el enemigo, quien la condenó a muerte.

Desde su muerte múltiples leyendas salieron a relucir; muchas otras “Atamanshas” y “Marusyas” empezaron a aparecer, la verdadera marusya murió, pero su nombre y sus acciones quedaron grabadas en la memoria de todos los que combatieron junto a ella».

marusya-nikiforova-lihaya-atamansha-priazovskih-stepey_1Click en la imagen para descargar

Continue reading

La Rusia Subterránea y la imprenta clandestina | S. Stepniak

«Rusia Subterránea es el testimonio directo de la propaganda y el terrorismo nihilista ruso de finales del siglo XIX. Su autor, Stepniak, participó en las rebeliones de Bosnia (1876) y Benevento junto a Malatesta (1877), participó en la fundación de la sociedad secreta y posterior organización política “Zemlyá i Volya” (Tierra y Libertad) y se hizo famoso tras asesinar al jefe de la policía secreta Mezentsov con una daga en las calles de San Petersburgo en 1878. Escribió diversas obras sobre el movimiento Narodnik (populistas revolucionarios rusos), entre ellas esta breve selección que narra, desde dentro, los orígenes, las acciones y las motivaciones de dos generaciones de militantes y terroristas en Rusia.

Añadimos, como datos de interés, fragmentos de diferentes ejemplares editados por esta Editorial, relacionados directamente con el movimiento revolucionario ruso, concretamente, el nihilismo ruso, tomados, por ejemplo, de El Catecismo Revolucionario y Sociedades Secretas contra el Estado».

Páginas: 114
PVP: 7,50€

RusiaSubterranea_PortadaClick en la imagen para descargar

Continue reading

«La secta del perro»; los primeros antisistema

Nuestra edición a diferencia del que podéis descargar, contiene más artículos relacionados con Diógenes de Sinope, Nietzsche, Hiparquía junto a Crates, finalizando con una breve reflexión, sobre la anulación total, la civilización y sus costumbres y morales sociales. 


«Disciplinadas, organizadas en comunidad, ejemplarmente laboriosas, las abejas son para algunos pensadores griegos un paradigma de civilidad. En el otro extremo, sin embargo, está el perro, pese a que no es una fiera salvaje, sino un compañero fiel del hombre, doméstico y domesticado. Pero el perro es muy poco gregario, es insolidario con los suyos, y está dispuesto a traicionar a la especie canina y pasarse del lado de los humanos, si con ello obtiene ganancias; es agresivo y fiero, o fiel y cariñoso, según sus relaciones individuales. Vive junto a los hombres, pero mantiene sus hábitos naturales con total impudor. Es natural como son los animales, aunque convive en un espacio humanizado. Participa de la civilización, pero desde el margen de su propia condición de bruto. Uno diría que comparte con el esclavo —según la versión aristotélica— la capacidad de captar algo de la razón, del lógos, en el sentido de que sabe obedecer las órdenes de su amo, pero no mucho más. Es sufrido, paciente, fiero con los extraños, y se acostumbra a vivir junto a los humanos, aceptando lo que le echen para comer. Es familiar y hasta urbano, pero no se oculta para hacer sus necesidades ni para sus tratos sexuales, roba las carnes de los altares y se mea en las estatuas de los dioses, sin miramientos. No pretende honores ni tiene ambiciones.

Diógenes de Sínope es la figura más emblemática de este movimiento. Fue el primero en recibir el apelativo de perro y del que más leyendas se cuentan. Quienes comenzaron a apodar a Diógenes de Sinope «el Perro» tenían muy probablemente intención de insultarle con un epíteto tradicionalmente despectivo. Pero el paradójico Diógenes halló muy ajustado el calificativo y se enorgulleció de él. Había hecho de la desvergüenza uno de sus distintivos y el emblema del perro le debió de parecer pintiparado para expresión de su conducta.

Llamados “Cínicos”, este movimiento intelectual negaba los valores de la civilización; actuaban frente a las normas y convenciones; renegaban del consumo y la esclavitud de las cosas superfluas; Reivindicaban la libertad auténtica frente a cualquier institución familiar, social o moral y todo ello lo realizaban a la antigua usanza, desde una actitud activa que incluía sátiras, críticas, humor corrosivo y un comportamiento desvergonzado hasta el límite de lo grosero, incluso traspasándolo en algunas ocasiones. Una forma de vida al margen de convencionalismos pero en contacto continuo con los “ciudadanos” para convertirse en espejo de las hipocresías y contradicciones de los que viven en un sin vivir sometidos a las normas de la sociedad».

Páginas: 113
PVP: 7,50€

lasectadelperro_finportadaClick en la imagen para descargar

Continue reading

Habla Louis Lingg | Extracto de “Los mártires de Chicago”

«Me acusáis de despreciar la ley y el orden. ¿Y que significan la ley y el orden? Sus representantes son los policías, y entre éstos hay muchos ladrones. Aquí se sienta el Capitán Schaack. El me ha confesado que mi sombrero y mis libros habían desaparecido de su oficina, sustraídos por los policías. ¡He ahí vuestros defensores del derecho de propiedad!

Mientras yo declaro francamente que soy partidario de los procedimientos de fuerza para conquistar una vida mejor para mis compañeros y para mí, mientras afirmo que enfrente de la violencia brutal de la policía es necesario emplear la fuerza bruta, vosotros tratáis de ahorcar a siete hombres apelando a la falsedad y al perjurio, comprando testigos y fabricando, en fin, un proceso inicuo desde el principio hasta el fin».  

1mayo_5Click en la imagen para descargar

Continue reading

Odio a los resignados | extracto de Contra los pastores, contra los rebaños

¡Odio a los resignados!

«Odio a los resignados, igual que odio a los indecentes, igual que odio a los haraganes.

¡Odio la resignación! Odio la indecencia, odio la inacción.

Odio al enfermo encorvado bajo el peso de una fiebre maligna; odio al enfermo imaginario que un poco de voluntad volvería a poner derecho.

Compadezco al hombre encadenado, rodeado de guardianes, aplastado por el peso del hierro y del número.

Odio a los soldados encorvados por el peso de un galón o de tres estrellas; a los trabajadores encorvados por el peso del capital.

Amo al hombre que dice lo que piensa dondequiera que se encuentre; odio al mendigavotos a la búsqueda perpetua de la mayoría.

Amo al sabio aplastado por el peso de las investigaciones científicas; odio al individuo que inclina su cuerpo bajo el peso de un poder desconocido, de una X cualquiera, de un dios.

Odio, repito, a todos aquellos que, cediendo a otro, por miedo, por resignación, una parte de su poder de hombres, no solamente se aplastan, sino que me aplastan, a mí y a aquellos a los que amo, con el peso de su horrible consentimiento o de su inercia idiota.

Albert_libertad

Continue reading

“LA VIDA EN COMÚN” | Nihilismo, locura y comunidad

«Antes de ocuparme de algunas observaciones de Deleuze respecto de este tema, cabe hacer un desvío para situar la cuestión de la comunidad en un contexto más amplio. En La comunidad desobrada, Jean-Luc Nancy nos recuerda que, según la tradición teórica occidental, allí donde hay sociedad se ha perdido la comunidad. Quien dice sociedad ya dice pérdida o degradación de una intimidad comunitaria, de manera tal que la comunidad es aquello que la sociedad ha destruido. Es así como habría nacido el solitario, aquel que, en el interior de la sociedad, desearía ser ciudadano de una comunidad libre y soberana. Precisamente aquella comunidad que la sociedad arruinó. […] sería preciso desconfiar tanto de esta conciencia retrospectiva de la pérdida de la comunidad y de su identidad, como del ideal prospectivo que dicha nostalgia produce, y que acompañan a Occidente desde sus orígenes. En cada momento de su historia, Occidente se entrega a la nostalgia de una comunidad perdida, desaparecida, arcaica, y deplora la pérdida de una familiaridad, de una fraternidad, de una convivialidad. Lo curioso es que la verdadera conciencia de la pérdida de la comunidad es cristiana: la comunidad que añoran Rousseau, Schlegel, Hegel, Bakunin, Marx, Wagner o Mallarmé se piensa como comunión en el seno del cuerpo místico de Cristo. La comunidad sería el mito moderno de la participación del hombre en la vida divina. […] A lo que Nancy responde, simplemente: La communauté n’a pas eu lieu. La comunidad nunca existió. Ni en los indios Guayaqui, ni en el espíritu de un pueblo hegeliano, ni en la cristiandad … Nada se ha perdido, y por lo mismo, nada está perdido. Sólo nosotros estamos perdidos».

lobos-7Click en la imagen para descargar

Continue reading

El ángel vengador, Bakunin y el nihilismo ruso

«Seis meses después de su llegada, Nechayev decidió regresar a Rusia con una identidad falsa. El siguiente paso era poner en marcha la organización que debía llevar a la práctica aquellas ideas, desatar la tormenta, sembrar el terror.

Sin embargo, antes de abandonar la ciudad robó de casa de Bakunin y Herzen numerosa documentación que podía hacer peligrar la vida de ambos si caía en manos de la policía. Con ello Nechayev no solo conseguía documentos que podían servirle como salvoconducto en los círculos revolucionarios, sino también información con la que poder extorsionarles en caso de que las cosas no sucediesen como estaban previstas.

La traición resultó muy dolorosa para Bakunin, que había establecido un vínculo con Nechayev que iba mucho más allá de la simple afinidad política. El viejo revolucionario no sólo había sido influenciado por la visión de la violencia de Nechayev, mucho más inmediata que la del anarquista, sino que también se había sentido fascinado por aquel joven de aspecto hipnótico. Había visto en él la promesa de una tormenta capaz de hacer saltar por los aires los mecanismos de dominación».

PARABLOGelangelvengadorClick en la imagen para descargar

Continue reading

Catecismo revolucionario, el libro maldito de la anarquía

«En noviembre de 1869 un suceso provocó el pánico en Moscú. El cadáver de Iván Ivanovich Ivanov fue encontrado en el fondo de un estanque. Tras el crimen se escondía Sergéi Nechayev, un joven nihilista líder de una aterradora sociedad secreta llamada La Justicia del Pueblo, «el monje cruel de una revolución desesperada —escribió Albert Camus—, cuyo sueño más evidente era fundar la orden asesina que permitiría propagar y hacer triunfar por fin a la divinidad negra a la que había decidido servir». Pero había más: Nechayev no estaba solo. Se hablaba de células terroristas infiltradas en las ciudades más importantes del país y dispuestas a perpetrar asesinatos y atentados. Más tarde, se supo que el misterioso Nechayev no trabaja solo, sino que era un delegado de Mijaíl Bakunin. Todos temblaron ante la «divinidad negra». Bakunin y Nechayev, confiando en la llegada de una revolución aniquiladora e higiénica, firmaron El Catecismo Revolucionario, uno de los textos más polémicos, violentos y odiados de toda la historia, un documento que pronto inspiró a una nueva generación terrorista y que, al mismo tiempo, despertó la alarma entre los servicios policiales y entre la élite política. Poco después se descubrió que Nechayev había traicionado y robado al mismo Bakunin, cuya amistad con el nihilista le valió su expulsión de La Internacional. Dostoievski, a partir de estos acontecimientos, basó su famosa novela Los demonios, donde aparecen los personajes de Nechayev y Bakunin.

Este libro, que además de El Catecismo Revolucionario recoge textos y notas poco conocidas de Dostoievski y reveladoras cartas de Bakunin, narra uno de los episodios más apasionantes y fantásticos del siglo XIX, que sirvió para configurar el terrorismo moderno, las sociedades secretas políticas y las teorías de la conspiración. Esta es la increíble historia de Nechayev, «el primer terrorista» (Camus), una «abrumadora y sin par combinación de fanático, fanfarrón y maleducado» (E. H. Carr), y de la fascinación que este despertó en Bakunin, quien no dudó en calificarlo de héroe, conspirador profesional y creyente sin dios. Y también de Dostoievski, que dedicó buena parte de su vida a luchar contra los nihilistas, a los que calificó de «demonios».

PVP: 10€
Páginas: 168

portada_catecismo_22_12

Continue reading

Ensayo sobre Max Stirner

«Quien abra El Único y su Propiedad, lo primero que leerá es lo siguiente: “Yo no he basado mi causa sobre nada”, título del proemio; pero si al empezar a leer se asusta, mejor que tire el libro, porque El Único no fue escrito para gentes miedosas, creyentes en Dios, en la Ley, en el Estado, en la Justicia, en la Verdad, en el Príncipe, en el Espíritu o en la Patria, causas en las que todos o casi todos fundan o cimentan su propia causa, sino para los que creen en sí, pues termina su corto proemio con estas palabras:

¡Mal haya toda causa que no es entera y exclusivamente mía!… Yo soy mi causa, y no soy ni bueno ni malo, porque para mí esas son palabras”.

Ya sabemos, pues, que Stirner basa su causa en él, ya que su causa “no es divina ni humana; no es lo verdadero ni lo justo ni lo libre; es lo mío; no es general, sino única, como yo soy único”.

Por eso, páginas más adelante, y después de arremeter contra el Espíritu —idea de espíritu—, exclama: “Para mí nada está por encima de mí”. “Y no me asusta la blasfemia, porque no tengo miedo”, pues si “lo divino mira a Dios y lo humano mira al hombre”, yo me miro a mí.

Hasta que Stirner llegó nunca se pronunciaron tales irreverencias, de aquí que se le pague con el desprecio, echándole los creyentes mil maldiciones que él escucha siempre con olímpico desdén.»

Stirner_Miguel_ContraportadaPARABLOGClick en la imagen para descargar

Continue reading

Anarquistas de Bialystok

“Muy buen texto que pretende rescatar del olvido una historia de guerra urbana-rural librada por lxs Anarquistas-Comunistas de Bialystok y Krynki, provincias de Grodno en el Imperio Ruso, quienes se jugaron el todo por el todo.

La historia se desarrolla entre los años 1903 y 1908, y entre las páginas del libro se cuenta con un relato en primera persona de Yuda Grossman, quien fuese parte activa de los anarquistas de esa época, para que muchos años después traicionándose a sí mismo se convirtiese en anarcobolchevique, y que firma su relato autobiográfico como “Uno de Bialystok”. Aquel relato fue publicado en el Almanaque Anarquista, que fue editado por Ignatiy Musil (alias Rogdaiev) en París en el año 1909, donde fueron compilados varios textos sobre la historia del anarquismo en Rusia. Sí, entonces la historia tenía que ser escrita muy rápido, porque la muerte en la lucha, para aquellos que aún seguían vivos podía venir de repente.

Pero no solo está el relato autobiográfico de Grossman, que ya de por si es bastante interesante, pues se trata de un escrito firmado por un sobreviviente de aquella durísima época que enfrento el anarquismo en Rusia, donde fue golpeado brutalmente, pero en honor a la historia, también supo golpear, sino que el libro también cuenta con una serie de recopilaciones que van desde las octavillas y panfletos distribuidos, donde reivindicaban tanto acciones armadas, expropiaciones, manifestaciones, detonaciones de bombas y ejecuciones políticas, hasta una recopilación individual de varios de los protagonistas de esta historia escrita con sangre, sudor, cárcel y muerte.

La fuga de 6 peligrosos anarquistas desde un tren en movimiento con prisioneros vigilados por carceleros, quienes previo acuerdo ácrata, acabaron asesinando a todos sus custodios, las bombas lanzadas a la sinagoga o la estación de policía, el ajusticiamiento a los patrones anti-huelguistas, la resistencia armada en el piso donde ya hacían los principales elementos de la imprenta clandestina “Anarjiya” del grupo “La Lucha” y la muerte propinada a algunos soplones y delatores son solo algunos pasajes de la guerra que supieron librar los compañeros de aquellos años.

Esta es la historia de los Anarquistas de Bialystok, una historia que sin lugar a dudas merece ser leída.” 

AnarquistasBialystokPARABLOGClick en la imagen para descargar

Continue reading