Creatio Ex Nihilo – Octava edición

Nuestras revoluciones son puramente verbales y cambiamos las palabras para darnos la ilusión de estar reformando las cosas, tenemos miedo de todo y de nosotros mismos, encontramos la manera de eliminar la audacia yendo más allá de la audacia y tener ocupada la locura exagerando la locura”.

ALBERTO CARACO | UN PROVOCADOR INCENDIARIO

«Siento un profundo desprecio por el Hombre moderno, por el ciudadano. Siento que es innegable su exterminio cual holocausto; el tiempo me da la razón y las circunstancias me reafirman. El ser humano ha de ser esterilizado en masa, como son administradas las vacunas. Es fundamental despreciar la moral de la familia, sus dioses e ideales. Vivo en tiempos vomitivos, el hedor que me rodea es nauseabundo y los conciudadanos lo son aún más. Bueno, en realidad, la conclusión es sencilla. La vida no merece ser vivida, la vida no tiene ningún tipo de precio, cuantía o valor cuando la viven seres inocuos que ante todo se arrodillan. No siento respeto por la vida que se me ha impuesto, repleta de problemas o en su defecto, alegrías problemáticas. Me gustaría saborear la libertad del abortado. El que destruye el concepto de la cuantía de la vida, el que no entiende de ideología o razón. El abortado es salvaje y provocador. Me río así del buen entender del cura, del político, del padre y la madre, de la democracia de libre mercado, del feminismo moderno, de la sociedad y de los ciudadanos que la habitan. Como abortado me elevo por encima de todo lo bueno y lo malo, de las ideologías emancipadoras, de la razón humanística, sólo comprendo y comparto la pasión de mi Ego».

CEXN-horz Click en la imagen para descargar

Hazte con nuestra edición a través de Página Oficial de Facebook |  Correo electrónico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.